Partes del sistema de escape: El catalizador (I)

Como ya os adelantamos en nuestro anterior post, en el blog de Silenciosos Guanarteme vamos a ir recorriendo las diferentes partes que componen el sistema de escape, de una forma sencilla e intentando aclarar las dudas generales que podáis tener al respecto. En cualquier caso, vuestros comentarios y cuestiones serán siempre bien recibidos.

Para comenzar con este ciclo de publicaciones sobre las partes del sistema de escape, empezaremos con el catalizador.

Comencemos con un poco de historia regresando a los años 80, para lo que nos sería muy útil visitar este artículo de El Huffington Post donde se hace un repaso nostálgico de aquellos años. Corrían esos tiempos en los que las carreteras españolas estaban dominadas por el Renault 5 y el Seat 600, ambos “alimentados” por gasolina super, cuando en el año 1984 el gobierno alemán, concienciado por la amenaza de la contaminación convertida en lluvia ácida en esos momentos, decidió hacer obligatorio el uso de catalizadores en los coches a fin de reducir las emisiones altamente contaminantes de los automóviles de la época. Para todos los amantes de los coches de los 80-90, os recomendamos que visitéis el foro de nuestros amigos de Coches noventeros.

Dicho esto, es fácil comprender que el principal objetivo del catalizador de nuestro coche es reducir la proporción de gases altamente nocivos que se generan durante la combustión. Para conseguirlo, el catalizador produce ciertas modificaciones químicas en los gases liberados por el motor a través del sistema de escape antes de ser expulsados a la atmósfera.

Actualmente, los catalizadores están formados por una estructura cerámica recubierta por platino y rodio. Esta estructura toma forma de tubos hexagonales, de manera que la superficie de catalizador por la que circulan los gases liberados es lo más grande posible.

Esperamos que esta breve explicación te facilite entender qué es un catalizador y por qué es obligatorio su uso. Pero, seguro que te preguntas ¿Por qué es una de las piezas más caras en los coches actuales? ¿Cuáles son esos gases nocivos de los que hablamos y cómo es posible que el catalizador los reduzca? No te preocupes, suscríbete al blog de Silenciosos Guanarteme o  visita nuestra página de Facebook y pronto lo descubrirás.

Anuncios

El sistema de escape y sus partes

Se trata del conjunto de accesorios encargados de evacuar los gases generados una vez que el motor ha realizado la combustión de la gasolina o gasoil. Así mismo, se encarga de amortiguar el ruido generado, asegurar el mayor rendimiento del motor, reducir la temperatura y contaminación generada por los humos expulsados.

Las partes principales del sistema de escape son: colector de escape, catalizador, sonda lambda, silenciador intermedio, silenciador trasero y escape.

Sigue las próximas publicaciones en https://silenciososguanarteme.wordpress.com, donde os explicaremos las funciones de cada una de esas partes.