¡Abierto por vacaciones!

Ha llegado el verano, pero como siempre, en Silenciosos Guanarteme NO CERRAMOS por vacaciones. Te recordamos que es importante revisar tu coche antes de viajar. Comprueba la presión y el estado de los neumáticos, el depósito de gasolina, el nivel de aceite y que el tubo de escape esté en buenas condiciones. Lleva un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil. Si conduces, es importante extremar las precauciones, especialmente en las salidas de túneles, adelantamientos y cruces con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Para cualquier duda o consulta no dudes en llamarnos a los teléfonos 928 261 377 ó 675 899 264, o en visitar nuestro taller en la calle Fernando Guanarteme, 82. Seguiremos atendiendoles en el horario habitual (sábados incluidos previa cita).

Silenciosos Guanarteme les desea un feliz verano.

Partes del sistema de escape: El catalizador (II)

Siguiendo con el repaso por las características y curiosidades del catalizador que iniciamos en nuestro post anterior, queremos despejar alguna de las dudas que pueden surgiros al respecto.

¿Por qué el catalizador es una de las piezas más caras en los coches actuales?

Normalmente es algo en lo que no nos paramos a pensar, hasta que se hace necesario reparar el catalizador de nuestro coche. Es en ese momento, cuando nos resulta difícil comprender que esta pequeña pieza resulte tan extremadamente cara. Por poner un ejemplo, el catalizador de un Seat Ibiza, tiene un precio entre los 200€ y los 1.200€, en función del modelo y año del coche, y las características del catalizador.

Como ya os adelantamos desde Silenciosos Guanarteme, los catalizadores que llevan instalados nuestros automóviles están compuestos por platino, rodio y paladio. Estos tres metales son considerados preciosos y se utilizan en diversas aplicaciones:

  • Catalizadores para automóviles: se trata de una de las aplicaciones a las que se destina mayor porcentaje de la producción anual de estos metales. Por ejemplo, en 2006, más de la mitad del platino demandado a nivel mundial se destinó a la producción de catalizadores para vehículos.
  • Joyería: las propiedades tan particulares de estos metales y la belleza de los elementos que pueden llegar a desarrollarse por unas manos expertas, hacen que las joyas que incorporan estos metales sean muy codiciadas. Sin ir más lejos, el oro blanco puede incorporar paladio en aleación con oro y una cubierta de rodio que le da su color y brillo tan característicos.
  • Eléctrica y electrónica: dadas sus especiales características, tanto el platino como el rodio se usan en la fabricación de diversos componentes de ordenador como el disco duro, así como en la producción de cables de fibra óptica. Las perspectivas futuras del sector indican que cada vez habrá mayor demanda de ambos componentes por lo que su precio tenderá al alza.
  • Otros usos: además de las aplicaciones ya mencionadas, estos materiales preciosos son utilizados para la producción de fertilizantes, explosivos, vidrio, petróleo, usos médicos y demás.

Pero, aun teniendo tan numerosas y variadas aplicaciones estos tres metales, ¿por qué resulta tan caro cambiar el catalizador del coche? Para contestar a esta cuestión, tenemos que centrarnos en conocer el origen de estos componentes. Al igual que pasa con el oro y el petróleo, se trata de elementos escasos y cuya producción se centra en unos pocos países. Esto, unido a sus características y utilidades especiales, provoca que sean metales muy codiciados y, por tanto, su precio no haga más que incrementarse. Como dato curioso, actualmente los precios del rodio y el platino se sitúan entre un 10% y un 20% por encima del precio del oro.

La escasez y valor de estos materiales, provoca gran cantidad de confrontaciones, problemas e inestabilidad en los países productores. Países como Sudáfrica (principal productor mundial de platino y rodio), viven a diario la batalla entre grandes multinacionales del sector de la minería para hacerse con el control de los mismos. Esperemos que en el futuro, sigan apareciendo líderes fuertes e íntegros que eviten este tipo de situaciones, como lo fue Nelson Mandela, recientemente fallecido, y del que os dejamos como recuerdo esta recopilación de algunas de sus frases célebres realizada por El Confidencial.

Esperamos que esta información os ayude a comprender el precio del catalizador, una pieza indispensable para la lucha contra la contaminación. Pero, ¿cuáles son esos gases nocivos de los que hablamos y cómo es posible que el catalizador los reduzca? Suscríbete al blog de Silenciosos Guanarteme y pronto lo descubrirás.

Partes del sistema de escape: El catalizador (I)

Como ya os adelantamos en nuestro anterior post, en el blog de Silenciosos Guanarteme vamos a ir recorriendo las diferentes partes que componen el sistema de escape, de una forma sencilla e intentando aclarar las dudas generales que podáis tener al respecto. En cualquier caso, vuestros comentarios y cuestiones serán siempre bien recibidos.

Para comenzar con este ciclo de publicaciones sobre las partes del sistema de escape, empezaremos con el catalizador.

Comencemos con un poco de historia regresando a los años 80, para lo que nos sería muy útil visitar este artículo de El Huffington Post donde se hace un repaso nostálgico de aquellos años. Corrían esos tiempos en los que las carreteras españolas estaban dominadas por el Renault 5 y el Seat 600, ambos “alimentados” por gasolina super, cuando en el año 1984 el gobierno alemán, concienciado por la amenaza de la contaminación convertida en lluvia ácida en esos momentos, decidió hacer obligatorio el uso de catalizadores en los coches a fin de reducir las emisiones altamente contaminantes de los automóviles de la época. Para todos los amantes de los coches de los 80-90, os recomendamos que visitéis el foro de nuestros amigos de Coches noventeros.

Dicho esto, es fácil comprender que el principal objetivo del catalizador de nuestro coche es reducir la proporción de gases altamente nocivos que se generan durante la combustión. Para conseguirlo, el catalizador produce ciertas modificaciones químicas en los gases liberados por el motor a través del sistema de escape antes de ser expulsados a la atmósfera.

Actualmente, los catalizadores están formados por una estructura cerámica recubierta por platino y rodio. Esta estructura toma forma de tubos hexagonales, de manera que la superficie de catalizador por la que circulan los gases liberados es lo más grande posible.

Esperamos que esta breve explicación te facilite entender qué es un catalizador y por qué es obligatorio su uso. Pero, seguro que te preguntas ¿Por qué es una de las piezas más caras en los coches actuales? ¿Cuáles son esos gases nocivos de los que hablamos y cómo es posible que el catalizador los reduzca? No te preocupes, suscríbete al blog de Silenciosos Guanarteme o  visita nuestra página de Facebook y pronto lo descubrirás.